V de Vombilla

Calidad y Maravilla

Animación de eventos, vídeos virales, espectáctulos y otras creaciones artísticas
Expertos de lo impensable

Marcapáginas #1 "The Traveller"


Buenas tardes a todos. Hoy comienzo con otra tipo de publicaciones que espero pasen a ser periódicas. Hablo del análisis de libros y comics. Bajo el título de “Marcapáginas” intentaré ir analizando todo lo que vaya leyendo, ya sea para recomendar o condenar. La idea es no intentar spoilear demasiado las publicaciones (cuando haya algo relevante lo colocaré en otro color para que no lo leais).


Título: The Traveller.
Dibujante: Chad Hardin.
Escritor: Mark Waid.

La verdad es que viendo la portada, el comic promete.  Un encapuchado con mallas azules (¿) en trance, manejando una especie de energía eléctrica extraña. En bajo un símbolo de infinito el nombre “The Traveller”. Sin embargo, a medida que avanzamos en la historia, cada vez recuerda más a los comics de superhéroes de los inicios, con diálogos metidos a presión para explicar que está pasando, o cómo funcionan sus poderes (alteración limitada del tiempo, una de las pocas buenas ideas del comic).

El dibujo interior es pasable, la estética de Anachrópolis y de Daavi me recuerdan mucho a WWHulk. Por aquí ni cojea ni destaca el comic.

Sin embargo, el motor de la historia es digno de un productor de Disney. Como si de una star saphire se tratase, el amor lo puede todo. La serie se compone de dos partes. En la primera (a modo de presentación) se explica más o menos quien es quien y como llegan a ser lo que son. El malo es derrotado. En la segunda parte, el villano malo maloso y malvado se redime ayudando a nuestro protagonista a vencer a un mal mayor, el universo se restaura y tras el telón, se ve que  la fuerza del Amor ha sido decisiva.

 El Traveller se tira todo la presentación monologando, muchas veces incluso cuando está solo, sin poner ninguna excusa. Mi opinión es que es un superhéroe muy extrovertido, llegando incluso a contarle el origen y la naturaleza de sus poderes a los “civiles” sin que ellos se lo pregunten.

No solo la sorprendente locuacidad del Traveller me asombra, sino la teatralidad de las peleas con los “masillas” a los que se enfrenta. Se supone que viene del futuro leñe. Se supone que ha peleado contra todos ellos cientos de veces, y sin embargo lo ponen en jaque cada uno para dar una falsa sensación de “peligro”, a lo que le sigue una victoria ridículamente rápida.

Ya mejor ni hablamos del “jefazo” al que se enfrenta. Una mezcla del Doctor Muerte de los 4 fantásticos y una gárgola mutilada. Patético. Le perdona la vida una y otra vez mientras jura y perjura que quiere acabar con su patética existencia.

Lo único que se puede salvar del comic, es una frase de un personaje que hace de running gag apareciendo en escasa 4 páginas. Arthur Cravan (un personaje histórico real) antes de su pelea contra el Time Eater. “¡A llegado el día de sufrir por tal bestia embudista, pues apuesto que jamás ha enfrentado un surrealista!” Lo peor de todo… es que lo apaliza.

NOTA : 3/10 con una historia completa y absolutamente mejorable y un apartado gráfico normalito.


Share this:

JOIN CONVERSATION

    Blogger Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario