V de Vombilla

Calidad y Maravilla

Animación de eventos, vídeos virales, espectáctulos y otras creaciones artísticas
Expertos de lo impensable

El bar del Jazz

Había una vez un pueblo de carretera. Carretera de montaña. Carretera solitaria. Habitantes pocos pero muy orgullosos porque en el pueblo de carretera había un bar. Del nombre ya nadie se acuerda; algunos lo llamaban el bar del Jazz, otros el de nunca jamás. Y otros simplemente “el bar”, ya que en el pueblo no había más.

Pero el caso es que siempre había gente en el bar. A veces una persona, a veces dos, a veces un grupo de veinte. Y otra verdad es que nadie iba a ese bar sin volver por segunda vez. Porque sin ser un bar mágico todo el mundo decía que tenía una magia especial. Ya fuese su constante jazz. Ya fuesen sus blancas paredes de ladrillo. Ya fuesen sus cuadros de tonalidades reflexivas o sus sillas cargadas de sentimientos cada uno distinto dependiendo de su propietario. Todo el mundo coincidía en que el bar del pueblo de carretera merecía mención especial en la historia hostelera.

Lo que uno podía encontrar en el bar del jazz, nadie lo sabía. Había quien se hundía en la tristeza de una cerveza. Otros encontraban la calma reflexiva para seguir con su vida. Aventureros preparándose para la batalla del día a día, damas de alma vacía y chavales que creían que con su futuro algo harían. Así era la clientela del bar de tez blanquecina: variada y variopinta. Pero en otra cosa esta coincidía, uno siempre volvía. Porque los sentimientos que en el bar de nunca jamás uno tenía, no se repetían.

Y para acabar este nostálgico relato en tinta verde redactado, cabe destacar un importante dato. Y la verdad es que da rabia matar la atmósfera en la que me hayo. Porque en cuanto me aleje del bar nostálgico el jazz habrá acabado ¡Arriba la cerveza para brindar por la tristeza! Esa infelicidad contenta que hasta cierto punto alegra. Y doy un paso, otro paso, me alejo del bar, mi alma abraso y con el tiempo abro mi corazón: a un nuevo bar y a un nuevo vaso.

Fosfobit

Share this:

JOIN CONVERSATION

2 comentarios :

  1. Pues era verdad lo de los comentarios en la web.

    Una pregunta para nuestros lectores, las imágenes són fotografias reales, ¿está basado el relato en un sitio con significado especial, o fue una inspiración repentina?

    ResponderEliminar
  2. No tengo ni idea pero quiero saberlo, y si existe decid donde para visitarlo XDD

    ResponderEliminar